logo

Agendas y acuerdos para zona de influencia de Chiribiquete

--Descripción--

La FCDS convocó a un grupo de profesionales de distintas instituciones para poner a disposición de la Dirección Amazónica del Parques Nacionales Naturales un análisis de conectividad, jurídico y de ordenamiento sectorial sobre la zona de influencia del Parque Serranía de Chiribiquete. Se espera que este documento contribuya a construir agendas y consensos en el marco de la iniciativa “Corazón de la Amazonia”.

Este proyecto se ejecutó entre julio de 2014 y enero de 2015 y contó con la cooperación del Fondo Patrimonio Natural.

El grupo interdisciplinario de profesionales, acompañado por el Museo de Chicago y Global Canopy Program, desarrolló una investigación con fuentes primarias y secundarias, entre otras, a través de varias visitas a municipios del Guaviare y Caquetá, y la verificación del estado de deforestación y actividades sectoriales en San Vicente del Caguán, Guaybero y Guaviare.

Como resultado principal, se pone disposición de DTAM un análisis exhaustivo sobre la conectividad entre áreas protegidas, las complejidades jurídicas de la región y el ordenamiento sectorial. Cuenta además con un amplio anexo fotográfico, cartográfico y documental.

Este proyecto fue desarrollado en Convenio con Patrimonio Natural.

Consulte el documento aquí.

 

--Descripción--

Planning and management instruments from an intersectoral approach

En 2015, la FCDS realizó una evaluación de los instrumentos de planeación y ordenamiento de los municipios de Calamar, El Retorno y San José del Guaviare (departamento de Guaviare); Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán (departamento del Caquetá) y La Macarena (departamento del Meta), con el objetivo de recomendar acciones para la focalización de esfuerzos del Programa REDD+ GIZ en ésta región, dada su alta tasa de deforestación.

 

Esta evaluación incluyó un análisis de las propuestas de planes de gobierno de los candidatos a las alcaldías y gobernaciones en relación con el desarrollo económico y social de la región y su articulación con la conservación de su riqueza natural.

 

Evaluación de instrumentos de Planeación y Ordenamiento desde un enfoque intersectorial en seis municipios de los departamentos de Guaviare, Caquetá y Meta, con el objetivo de hacer recomendaciones técnicas para incidir en la preparación de la ENREDD+

 

La Amazonia colombiana tiene una extensión de 48 millones de hectáreas (ha), de las cuales 5.234.000 ha (11%) han sido transformadas. Los departamentos del Caquetá, Guaviare, Meta y Putumayo concentran 4.5 millones de esta transformación. Ésta área presenta la mayor densidad poblacional en la Amazonía, alberga los principales centros urbanos, contiene las únicas vías principales de la región y las mayores iniciativas de desarrollo proyectadas (vías nacionales, exploración/explotación de hidrocarburos, ganadería, agroindustria).

Los cambios que afronta la región, relacionados principalmente con la expansión de la frontera agrícola, la inversión en infraestructura vial, la explotación de hidrocarburos y los cultivos de uso ilícito, han derivado en la pérdida de biodiversidad y servicios ecosistémicos, pérdida de valores culturales y el incremento en los índices de pobreza entre los habitantes locales. Dado este contexto y de cara a un escenario de posconflicto se hace crítico asegurar las condiciones de gobernabilidad para la construcción de la paz territorial.

Teniendo en cuenta que el 25 de octubre de 2015 se eligieron Gobernadores, Diputados, Alcaldes, Concejales Municipales y Ediles, la FCDS analizó los perfiles y propuestas de los candidatos a las alcaldías y gobernaciones, y realizó un estudio detallado de los planes de desarrollo de los alcaldes y gobernadores salientes. Estos análisis buscaron identificar la relación entre las propuestas y/o estrategias para promover el desarrollo económico y social de la región y su articulación con la conservación de su riqueza natural. Los instrumentos analizados incluyen los Planes de Ordenamiento Territorial (POT), los Esquemas de Ordenamiento Territorial (EOT), Planes Básicos de Ordenamiento Territorial (PBOT), y los Planes de Desarrollo Municipal (PDM).

El análisis identificó que en ésta región la deforestación y degradación de los bosques se encuentra relacionada con los cultivos de uso ilícito y la ganadería extensiva, evidenciando que se están produciendo fenómenos de reconfiguración territorial no necesariamente impulsados por la violencia y el conflicto armado, por lo que la conservación y el manejo sostenible de los bosques, y el aumento de las reservas forestales de carbono, sólo se logrará si se cambian las formas de relacionamiento de los habitantes y de los productores de las zonas rurales con su entorno.

A lo anterior se suma que las autoridades con roles y competencias claves para evitar la deforestación y la degradación de los bosques presentan una debilidad manifiesta, que requiere con urgencia ser subsanada. Es el caso de las Corporaciones que con muy pocos funcionarios e infraestructura tiene que responder por miles de hectáreas de su jurisdicción; y de las alcaldías, que no cuentan con secretarías de ambiente o agricultura, sistemas de información robustos, o suficiente presupuesto para sacar adelante sus proyectos o programas.

En términos de ordenamiento territorial se constató que, en estos territorios complejos donde confluyen múltiples figuras, los funcionarios encargados apenas están al tanto de algunas de éstas y la mayoría de las veces las ven como un “limitante” al desarrollo que se debe subsanar. De ahí que la mayoría de ellos le apuesten a la sustracción o redelimitación de figuras como la Zona de Reserva Forestal. Adicionalmente, no existe una planificación regional y los municipios se siguen administrando como entes aislados los unos de los otros; lo cual es evidente por ejemplo en la inexistente planificación de la red terciaria, que se ha venido conformando a pedir de los alcaldes, de las comunidades y de los actores armados, sin evaluaciones de impacto ambiental, por lo que el potencial que tienen de generar conflictos ambientales es altísimo.

Con el objetivo de apoyar la resolución de los conflictos identificados, y buscando articular las diferentes estrategias enmarcadas en el Programa REDD+ GIZ, la FCDS plantea las siguientes recomendaciones desarrolladas:

  1. Fortalecimiento de entidades; siendo estratégico adelantar acciones orientadas a generar capacidades que permitan contar con unos socios locales fuertes, con conocimientos técnicos, sistemas de información y que estén en capacidad de jalonar la construcción colectiva de la ENREDD+ en los territorios.
  2. Fortalecimiento a las organizaciones de base; las cuales se constituyen en un actor clave para el posicionamiento de los temas ambientales al interior de sus comunidades, además de incidir en las administraciones locales en la toma decisiones.
  3. Promoción de actividades tendientes a la reconversión ganadera y a la sustitución de cultivos de uso ilícito.
  4. Apoyar la elaboración y/o actualización de los instrumentos de ordenamiento territorial, generando una posibilidad de incidencia en la toma de decisiones claves para la sostenibilidad ambiental del territorio.
  5. Realizar una adecuada planificación de las vías terciarias.
  6. Bajo un escenario de postconflicto, se propone impulsar acciones y generar capacidades para que los recursos del postconflicto lleguen a estos territorios, y para que sean utilizados acciones que favorezcan la ENREDD+; y gestionar con el gobierno nacional un espacio de diálogo e interlocución sobre los componentes y mecanismos que tendrá la denominada “paz territorial”.

 

Descargar archivo relacionado

Para encontrar más detalles sobre el tema, puedes descargar el archivo en haciendo clic en el botón Descargar.

 

 

  • Compartir
error: Content is protected !!